El sueño (II). Fases.

“Los sueños son el espíritu de la realidad con las formas de la mentira”. [Gustavo Adolfo Bécquer]

El estudio del sueño se realiza en un laboratorio de sueño. Se registra mediante electroencefalograma (EEG) sobre el cuero cabelludo, electromiograma (EMG) en la barbilla para detectar la actividad muscular y electrooculograma (EOG) en el borde externo de los ojos para detectar los movimiento oculares.

Durante la vigilia, se muestran dos patrones básicos de actividad en el EEG: alfa y beta.
La actividad alfa ocurre cuando el sujeto está descansando (sin actividad física o mental demasiado activas). Estas ondas son mucho más frecuentes cuando los ojos están cerrados.
La actividad beta es asincrónica (muchos circuitos neurales cerebrales diferentes están procesando información activamente). Ocurre cuando el sujeto está alerta o pensando con concentración.

El sueño tiene cuatro fases o sueño No REM, y la fase REM (o sueño MOR):

  1. Fase I: es una transición entre la vigilia y el sueño. Se observa actividad theta. Los párpados se abren y se cierran lentamente y los ojos se mueven arriba y abajo. Al cabo de 10 minutos, se entra en la siguiente fase.
  2. Fase II: el sujeto está profundamente dormido pero si se le despierta podría pensar y afirmar que aún no estaba durmiendo. Es irregular, se incluyen períodos de actividad theta, spindles (o husos) del sueño y complejos K. Unos 15 minutos más tarde el sujeto entra en la fase 3.
  3. Fases III y IV: estas fases no están bien delimitadas. En la fase 3 hay entre un 20-50% de actividad delta, mientras que en la fase 4 hay más de un 50% de esta actividad. Estas dos fases se conocen como sueño de ondas lentas. En la parte de descenso de estas ondas es cuando las neuronas neocorticales pueden descansar, reponerse y participar en el aprendizaje y procesos de memoria. Es la fase más profunda del sueño y en la que el despertar se produce por sonidos fuertes y de forma muy confusa, la persona se muestra aturdida. En esta fase pueden darse terrores nocturnos.
    Aproximadamente 90 minutos después del inicio del sueño, y 45 después de que haya empezado la fase 4, se produce un cambio en la actividad fisiológica del cerebro. Entramos en la siguiente fase.
  4. Sueño REM, sueño paradójico o MOR: período de actividad desincronizada en el que se dan sueños, movimientos oculares rápidos y parálisis muscular. Las neuronas motoras están muy inhibidas pero el cerebro se encuentra muy activo (el flujo sanguíneo y consumo de oxígeno se incrementan, se producen erecciones y aumento de secreciones vaginales). Puede que la persona no reaccione a los ruidos, pero puede alertarse ante un estímulo significativo (oír su nombre). Cuando el despertar se da durante este sueño, el individuo está alerta y atento. Los sueños que se dan suelen tener una estructura narrativa. En esta fase aparecen las pesadillas.

Durante el resto de la noche se alternan períodos de sueño REM y sueño No REM. Cada ciclo suele durar 90 minutos e incluye un episodio de sueño REM de unos 20-30 minutos.

Curiosidad:
Un criterio para evaluar las causas de la impotencia en el hombre es observar la dilatación del pene durante el sueño REM en el laboratorio.
Un método casero, sencillo e igual de fiable es colocar una tira húmeda de sellos de correos alrededor del pene antes de irse a dormir. Por la mañana, la examina para ver si las líneas de puntos entre los sellos se han roto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s